¿Es útil comparar los productos de Apple con los de las otras empresas?

Los dispositivos de Apple (móviles y de escritorio) siempre han sido comparados con los de las otras empresas, pero… ¿Es útil compararlos? Comparar los productos de Apple con los de empresas como Google o Samsung creo que no nos aporta ninguna información real, por lo menos, si sólo miramos las características de los aparatos. A continuación os daré algún ejemplo para refutar el argumento.

Cuando comparamos las características de un iPhone con las de cualquier otro móvil con Android (sea de la marca que sea), rápidamente nos daremos cuenta que el iPhone es el más “limitado” ya que si miramos cuál es la velocidad de la CPU, el número de núcleos que tiene, la capacidad de la memoria RAM, la capacidad de la batería … hay muchos móviles que sus características dan mil vueltas a las del iPhone, pero realmente, los valores que comparamos son valores que aislados no nos indican “nada”. Si comparamos las especificaciones más relevantes de un iPhone 4 con las del Nexus 7 nos damos cuenta que el iPhone tiene:

iPhone 4

Nexus 7 (2012)

CPU de un núcleo @ 600-1000MHz

CPU quad-core @ 1,2 GHz

512MB RAM

1GB de RAM

 

Dejando de lado los benchmarks que se puedan hacer, si ponemos los dos terminales de lado y nos movemos por la pantalla inicial de un iPhone 4 con iOS 6.1 y un Nexus 7 con Android 4.2 (he tenido y he probado ambos dispositivos) veremos que la del Nexus 7 a veces se queda “colgado” o bien no responde al movimiento del dedo. Esto es un ejemplo muy concreto, pero creo que servirá para exponer lo que os quiero explicar: ¿cómo puede ser que, aparentemente, voy más fluido el iPhone que el Nexus 7?

Pues hay una explicación bastante coherente: iOS sólo está disponible para unos pocos dispositivos y son fabricados por la propia compañía, de modo que el nivel de optimización es altísimo. En cambio, el SO Android no está hecho para unos pocos móviles sino que funciona en cualquier dispositivo. Es cierto que las empresas (como Samsung, HTC…) hacen modificaciones al sistema para que funcione mejor en sus dispositivos, pero normalmente añaden complementos que acaban sobrecargando el sistema.

Es por ello que me atrevo a decir que hay cosas que no se pueden comparar de un iPhone con otro dispositivo, cuando hablamos de rendimiento. Si hablamos de la cámara, si que podemos hablar de resolución, pero en una cámara de fotos no lo son todo la cuantía de píxeles.

Leave a Reply